Marcelo Javier Paillalef


¡Feliz Día Corazón!

Un recuerdo del Día del Corazón - 2013

El corazón tiene su día, a pesar de que todos los días, sin descanso, trabaja por mantener viva la sangre que corre por cada ser. Nosotros tendemos a buscarle un día enfático a todo y termina resultando difícil estar al tanto de cada celebración, pero en Bariloche, se realizó un programa de actividades para la Semana del Corazón 2013, que concluyó con una “caminata del corazón” en nuestro Velódromo Municipal.

El martes 24 había comenzado un ciclo de charlas en escuelas de la ciudad y talleres a cargo de profesionales de la salud, que abordaron temas como la prevención del tabaquismo, de las enfermedades cardiovasculares y la participación de un taller de diabetes. Los alumnos que recibieron estas charlas son de establecimientos como la Nº 266 y la 16 (6º y 7º grado, en ambos casos), y los alumnos de 1º y 2º año del CEM Nº99. En tanto, el viernes, se desarrolló una clase de educación física para adultos en el CEF Nº 8, a cargo de profesores del CEF y la Municipalidad, y al fin de la jornada, se desarrolló la “Peña del Corazón” con la participación de artistas locales que brindaron su espectáculo de forma gratuita para la ocasión.

Y de ese modo llegó el cierre de estas jornadas, la mañana dominical en el Velódromo Municipal, al que concurrió un importante número de interesados en cuidar esa máquina que solemos descuidar tanto por los trajines de la vida. Y si bien se trabajó en concientización con los alumnos de escuelas primarias y secundarias, la mayoría de los participantes eran adultos mayores. El día le sonrió al corazón, porque la mañana primaveral acompañó la actividad proyectada. Como toda una ilustración, esas otras máquinas que tanto cuidamos y que cada día son más, con lo que al medio ambiente afectan, se estacionaban fuera de la pista a la que llegaban los cuida corazones. Valdría mucho invertir un poco más en este mecanismo nuestro que nos mantiene vivo, así como gastamos cada vez que se nos abolla el auto, por dar un caso.

Tuvimos ocasión de entrevistar a una de las responsables de este valioso aporte a la comunidad, la Dra. María Emilia Saavedra, médica cardióloga que nos brindó detalles de lo realizado y algún que otro consejo para que el cuidado del corazón sea cosa de todos los días y no simplemente de una fecha más en el calendario.

La Dra. Saavedra nos dio consejos para cuidar el corazón.

Entrevista a la Dra. Saavedra sobre el corazón

¿Cómo es esto de la Caminata del Corazón y todas las actividades que desarrollaron?

Bueno, esta es una caminata un poco simbólica, para celebrar el Día Mundial del Corazón, que es una fecha que se ha determinado a través de la Federación Mundial del Corazón para concientizar a la población sobre las enfermedades cardiovasculares y cómo prevenirlas. Entonces, durante toda la semana se realizan diversas actividades, con la finalidad de llegar a la población y hacerles comprender el problema que existe y cómo poder solucionarlos antes de que presenten de mayor gravedad.

¿El sedentarismo es un gran problema en este caso, no?

El sedentarismo es un factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares y tiene una alta prevalencia y por esa razón es que se incentiva desde todas las formas posibles la práctica de la actividad física.

¿Cuándo es el día del corazón?

Hoy es el Día Mundial del Corazón

Y ustedes estuvieron realizando durante toda la semana una serie de actividades…

Sí, realizamos charlas en las escuelas. En la 266, en la número 16 y en el CEM 99, a cargo de profesionales que trabajan acá en Bariloche; y se hizo en el marco del grupo de Diabetes del Hospital, un taller, también concientizando sobre el tema este de las enfermedades cardiovasculares; el viernes se realizó una clase abierta de educación física en el CEF Nº 8, con profesores de la Municipalidad y del CEF, abierto a todas las personas que quisieron concurrir. Se trabajó alrededor de 2 horas con ejercicios de distinto tipo, entretenimientos; el viernes a la noche se realizó una peña folklórica en Los Cerrillos, que se llama “Peña del Corazón”, que es la segunda vez que la realizamos, al que concurrió un gran número de personas y estuvo realmente lindo, con artistas invitados que colaboraron de forma totalmente gratuita para la causa. La recaudación de eso va a ser donada al Hospital, a la parte de cardiología… Y bueno, hoy terminamos la semana con esta caminata.

Y en el tema del corazón, ¿aumenta el número de casos, disminuyen, se mantienen?

En general, va aumentando el número de casos, tanto de infartos, angina de pecho como de accidente cerebrovascular. Se tiene previsto que para dentro de unos 15 años, se va a duplicar el número de lo que existe actualmente en todo el mundo. Entonces, esa es la gran preocupación y el motivo de trabajar sobre todas estas enfermedades que se las denomina “Enfermedades crónicas no transmisibles”.

Y en el marco de la convocatoria, veo mucha gente mayor. ¿No se tiene que trabajar con concientización desde mucho antes?

Por esa razón, hicimos las charlas en los colegios, porque nosotros pensamos que es ahí donde tenemos que apuntar. Lo que pasa es que esta gente ya mayor, el problema ya lo ve y la mayoría de ellos ya está en alguna actividad, y por esa razón uno los puede convocar más fácilmente. Es más difícil convocar a los que no están en relación directa con nosotros, o que no hacen actividades, y cuesta llegar a esa población verdaderamente. Una de las formas que hemos encontrado es ir a las escuelas a dar las charlas. De todas maneras, ahí, será pequeño el porcentaje de los que captan algo de lo que uno va transmitiendo, y es un trabajo que lleva mucho tiempo. En realidad, debería haber políticas desde el Estado, donde se pueda trabajar de otra manera, con más apoyo, ¿no? Están surgiendo algunos programas, pero todo cuesta dinero y cuesta trabajo ponerlo en práctica, así que se está intentando hacer cosas, pero falta mucho…

Y el tema de que los chicos siempre tienen la idea de que el cuerpo es indestructible

Claro. Jóvenes que piensan que nunca les va a pasar nada y bueno, ojalá fuera así, pero las enfermedades aparecen, ya desde niños pueden aparecer enfermedades al corazón; por supuesto, en la adolescencia y con mayor razón en la adultez. Uno hace hincapié en todas estas enfermedades porque la característica que tienen es que son prevenibles. Entonces, esa es la motivación de hacer todo esto. Si uno toma medidas a tiempo, puede evitar tener una enfermedad cardiovascular. El resto de las enfermedades es lo que le toca a cada uno, pero realmente, se trabaja en lo que se puede y es un granito de arena que uno pone para esto.

¿Y desde su profesión, el consejo a la población en general en cuanto al cuidado del corazón?

El consejo mayor es que cada uno conozca sus valores de colesterol, de glucemia, que conozca cómo está su presión arterial, que realice actividad física, que tenga un peso adecuado, ¡que no fume, fundamentalmente! Y que trate de manejar su estrés de alguna manera posible, que busque ayuda para cuando no pueda hacer las cosas solo. Siempre los médicos les pueden ayudar, en cualquier caso que sea. Que estén alertas a la problemática y que no dejen pasar síntomas, digamos, ¿no? Es importante tener sus controles médicos y saber cómo está la salud realmente.

Y sobre todo en un marco como éste, lo que es la belleza de Bariloche, es un placer hacer estas actividades Bariloche es un lugar hermosísimo donde uno debería no tener estrés. Ha adquirido un movimiento de ciudad que lamentablemente sí nos da estrés, pero de todas maneras uno camina por la costanera y mirando al lago, cambia la sensación, así que, cuando se puede hay que caminar. Nosotros caminamos todos los domingos con un grupo de personas. Salimos a las diez y media de la mañana desde el centro cívico y caminamos todos los domingos. A veces, vamos por la costanera si no hay viento, y sino vamos por los barrios y realmente es muy lindo porque es un ámbito donde uno habla de distintos temas, va mirando el paisaje y de paso hace ejercicios.

¿Y esa convocatoria es abierta, la de los domingos?

Es abierta, por supuesto que sí; cualquiera puede ir. Cualquiera a quien su médico le autorice a realizar actividad física puede ir. Es algo libre; yo voy cuando puedo, no estoy siempre tampoco, así que cada uno toma la responsabilidad de su salida, digamos, y lo hace dentro del marco lógico de una caminata de cualquier persona.

Muchas gracias doctora

Gracias a vos, muy amable.

Copyright ©2016 Goldenahimaaz Diseños Creativos - San Carlos de Bariloche - Argentina